Cabalgar en las mareas del cambio. (Extraído del seminario que Krysta Gibson impartirá en Escuelas de Misterios, 29-30 de octubre)

Nadie se puede escapar hoy en día. Todo está en marcha: las relaciones personales, el tiempo, la política e incluso los negocios. Algunas personas que conozco han compartido conmigo cómo sus ciclos y tendencias habían cambiado, lo que causó que quedaran apartados y sin saber qué hacer.

El hoy no puede ser juzgado por el ayer. Mientras ocurren estos cambios, lo que debemos recordar es que nuestros clientes se ven afectados al igual que nosotros.

De la misma manera que cambian nuestras necesidades y deseos, los suyos también están cambiando. Es importante prestar atención a nuestros clientes más que nunca, para saber cómo les podemos servir.

La flexibilidad es una de las cualidades más importantes a desarrollar hoy en día. La capacidad de quedarse estable sobre arenas movedizas es admirable —y alcanzable— Aquí tienes unas ideas a continuación que te pueden ayudar.

  1.   Contempla cómo la naturaleza trata los cambios con elegancia. Simplemente rueda con ella, tiene un significado especial para aquellos que sintieron un terremoto no hace mucho en esta parte del mundo. El cambio puede resultar difícil cuando no queremos movernos con ello. Si tomamos tiempo para observar los cambios naturales a nuestro alrededor, podemos absorber algo de la capacidad de la naturaleza para ajustarse rápida y fácilmente.
  2.   Ríndete a la vida;  deja suelta la necesidad de controlar todo lo que pasa. Admiro la capacidad de mi perra en hacerlo. Yo le digo «Vámonos» y va corriendo hacia el coche. Cuando me despierto por la mañana, ella también se despierta. La hora de ir a dormir, también es su hora. Si yo le digo «no», lo acepta  sin quejarse (la mayoría de las veces). Mi perra tiene más confianza en mí que muchos de nosotros tenemos en nuestros seres superiores o en el Espíritu. Si realmente creemos que somos guiados y protegidos por una fuerza superior, vivamos de esta manera y rindamonos a la voluntad del Espíritu. Un mantra útil para esto es «Deseo realizar tu voluntad».
  3.   Redescubre las alegrías sencillas de la vida y de  tu negocio. Vuelve a las esencias. Disfruta respirar, mira la lluvia cayendo sin juzgarla, para contemplar las pequeñas flores que crecen sobre la mala hierba a tu alrededor, agradece a todo el mundo que venga a visitarte en tu negocio, y disfruta de tus talentos. En vez de dejar que los cambios te compliquen tu mundo, úsalos como una oportunidad de simplificar y racionalizar la manera con la que enfocas tu vida diaria.
  4.   Sepárate. Sepárate. Sepárate. El motivo por el que  nos resistimos al cambio es que estamos demasiado involucrados en la manera que son las cosas o en cómo deseamos que sean. Hazlo lo mejor que puedas y suelta el resto. Ninguno de nosotros tenemos la capacidad de ver toda la imagen – siempre hay más detrás del escenario. Invierte en el compromiso y en la alegría que aportas a tu trabajo y deja que el universo cuide de los resultados.
  5.   No te tomes a ti mismo ni a tu vida personalmente. No te permitas ser tan serio que te olvides de pasarlo bien. Ríe. Bromea. ¡Decide pasarlo bien debido a los cambios, no a pesar el ellos!
  6.    Experimentarme a mí misma navegando sobre  las energías de la vida me es muy útil durante los tiempos de cambio. Mi habilidad procede de poder estar calmada y concentrada mientras que me muevo con las corrientes de las aguas de la vida, en vez de intentar reducir las olas grandes o viceversa. El cambio es inevitable. ¿No sería muy aburrida la vida sin cambios?

 

 

Hoy tenemos la oportunidad de convertirnos en maestros del cambio, ¡agarremos esta oportunidad y a ver hacia dónde nos lleva!

Quedan pocas plazas para poder asistir al seminario de Krysta Gibson en Barcelona.

Este seminario tendrá lugar el sábado 29 y domingo 30 de octubre. El lunes, día 31, Krysta Gibson estará disponible para consultas personales en sesiones particulares de una hora.

Precios:
• Un día: 125 €
• Dos días: 250 €

INSCRÍBETE AHORA »

Be Sociable, Share!